jueves, 11 de abril de 2013

DE LA CRUZ A LA CUSTODIA



 DE LA CRUZ A LA CUSTODIA

 -A Pedro Becerro y María Serrano, dignos seguidores de una especial devoción familiar como es la Minerva- que se celebra el tercer domingo de cada mes por dentro de la iglesia- y tan tradicional en sus padres y antepasados albercanos.

 VIVENCIAS

 Minervistas que pasáis / entre incienso y con fulgor
Si de reojo miráis
¿Veis el Cristo del Sudor? 

Heridas, sangre, dolor,... / Seguro que si os paráis
Quedáis prendidos de amor. 

Hoy la Custodia es el Sol / antes fue naturaleza.
¡Miradle con qué firmeza
Su reflejo es tornasol!

 De los pies a la cabeza / de los brazos al costado.
La sangre que ha derramado
No es en vano, que es pureza.

 Transformado en la Custodia. / Resucitado en su luz.
Está sentado en la Gloria.
Y aquí le ves en la Cruz.

 Toca y toca el tamboril. / No calla el canto la Iglesia.
 “El amor de los amores”
“Pange lingua gloriosi”
“Tantum ergo sacramentum”

 ¿La bendición no hace en ti / que sientas tu alma inmensa?
¿No notas mil resplandores?

 Luce el sol en el Solano. / El murmullo. Va..., despacio.
Sin capas. (Ya, de paisano)
Es de la vida el prefacio.

 Al salir. Fíjate y observa / ¡Todos al agua bendita!
La señal bien acredita
Que el ambiente es más cristiano.

¡Se nota cuando hay Minerva!



 

2 comentarios:

Pedro Becerro dijo...

Soy Pedro, Pedrín Calentino, en el pueblo, D. Pedro en el Instituto, Petrusvitulus ahora, siendo "Tucan" de pequeño.
Gracias Isidro por dedicarme, tan grande acontecimiento.

María Serrano dijo...

Que Dios bendiga a todos los cofrades y sus familias y sigan siendo transmisores de la Fe que nos han legado nuestros padres.