jueves, 26 de marzo de 2015

LA ALBERCA MONUMENTAL-II- PUEBLO INTERESANTE


















ENCUENTROS CON UNO MISMO
                                   -I I-PUEBLO INTERESANTE
El asfalto de la carretera que partía desde Salamanca, llegaba justamente hasta la entrada más próxima al pueblo; al lado de la llamada Casa del Arquitecto. Y fue este arquitecto que cambió el suelo y aspecto de la Plaza Mayor de Salamanca, quien escribió los mejores libros sobre La Alberca: “El protocolo de amor serrano”, “La Casa Albercana” y “El bordado popular serrano”. Parecía como si el asfalto –la brea., se detuviera allí; para respetar  un pasado singular y único. Hemos de decir también que la carretera de bifurcación a la salida de Tamames muestra la prioridad de ciertas autoridades; la de la izquierda cuidada y bien asfaltada,  se dirige hacia Sequeros; la de  la derecha que va hacia el  Cabaco, La Alberca, Mogarraz, siempre muy descuidada.
Y en efecto, este pasado singular lo habían confirmado  grandes escritores como es el caso de Unamuno, Ortega, Legendre, Peréz Cardenal,…
Numerosas publicaciones literarias, de revistas y temas de aquel tiempo unido a pintores de reconocido renombre- Sorolla, especialmente-, y cineastas – Marcelino pan y vino, El Lazarillo de Tormes ,…-
Este pueblo tan interesante, con sus propias cercanías: la Peña de Francia y el valle de las Batuecas, empezaba a pasar de lugar climático excepcional del veraneo al boom turístico que marcaba la época. Excursiones domingueras a la Peña de Francia y visitas en grandes autocares de otras ciudades de España y extranjeras. Al igual que los continuos cursos de verano de la Universidad de Salamanca que tenían como visita especial La Alberca.
Junto al retorno de emigrantes que vuelven a su pueblo, realizan nuevas construcciones,  arreglan sus viviendas,..Los albercanos con gran éxito  se dedican a industrializar productos que habían tenido un gran valor pero que era preciso dar a conocer, explotar y exportar por modernos medios siendo ya historia el típico arrierismo  del mulo cargado por los pueblos de Castilla.
El adjetivo calificativo de "interesante", denotaba distinción, salirse un poco de lo común y alejarse del typicalis hispanis del momento, de los estereotipos. Mostraba la singularidad de un pueblo que había conservado vida, trajes y costumbres con una pureza casi medieval.Y por eso era objetivo  especial  de pintores, escritores y cineastas de todo el mundo.



































































































































































































No hay comentarios: