domingo, 25 de octubre de 2015

HISTORIAS PARA INQUIETAR A CIERTOS VISITANTES

HISTORIAS PARA INQUIETAR  A CIERTOS VISITANTES
Hay veces que se necesita profundizar en la tradición. Otras, pasarla por alto, orillarse, remangarse ante tanto tipismo y gritar: ¡Me voy por esos caminos de Dios!
¡A brindar copas en la taberna con los amigos inquietos, amantes de historias absurdas!
¡A pasar por las calles y meter las narices en alguna cuadra! Ayer con animales y hoy  con chavales y chavalas “ninis”! Que brindan con agua y se ríen de nada!
¡A sentarse en un poyete y cantar! –bajito, que aquí las gallinas se acuestan temprano- eso de: “se va el caimán,…
Y si puede ser a salir por el día y escuchar o guardar las viejas historias de vigas, entramados, piedras medio labradas y borradas por las lluvias. Y cómo no:
¡Hablar con las raíces de los árboles! Sus ramas, troncos, hierbas que les rodean y los desconchones de las paredes que hicieron las aguas escurridizas, apretadas cargas de camiones, de caballerías,…
Hay que salir por las calles de La Alberca, que ofrecen numerosísimas sorpresas.
Pues bien. ¡Vámonos por la Barriada de la Puente!
 ¿Qué es eso? ¿Un desconchón de la pared de una casa o un extraño encalado que ha surgido de una forma misteriosa?
Hacemos unas fotos en el momento que pasan unos niños que suben de bañarse por esa parte del río.
No nos quieren decir lo que es. Uno de ellos nos cuenta. “pasas por la noche y alumbras la pared con la linterna y no se ve nada. Desaparece”. Con esa historia comienza el misterio: Puede ser, nosotros nos preguntamos:¿Cómo aquel moro de La Alhambra que quede por las noches por aquí  vagando?
Recurrimos a la canción en busca de alguna pista. La musiquilla Llorando por Granada, de Los Puntos 1970, sabemos que también se cantó por aquí. Y fue propia de algún moro que no se quiso ir y quedó  desperdigado, susurrando a la vera del río esta canción tan persuasiva.
Dicen que es verdad
Que hay un desconchón.
En un muro de una casa de la Puente.
Alguien habla.
Nadie quiere ver
Por el día
Todos dicen:
Que es un ánima encantada
Como el moro de la Alhambra
De Granada.

Dicen que es verdad
De noche se va
Hacia el río,  de la Puente
Con la luna enamorada.
Se la oye hablar
Por las calles de La Alberca
Un poco terca
Y muy moruna
Recordando
Y llorando
A Valdelaguna

Dicen que es verdad
Que hay un desconchón
Con un ánima allí siempre alojada
Y no es invención
Ni  casualidad.
Que recuerda que La Alberca
 Fue moruna
Perdiendo el nombre
Que fue el anterior
Valdelaguna.

No hay comentarios: