martes, 19 de enero de 2016

LA MAQUINARIA INDUSTRIAL



















LA MAQUINARIA INDUSTRIAL
Gracias a estas fiestas, como las de San Antón, el pueblo da a conocer su particular forma de hacer vida. Aquello que se hace en la intimidad de la casa, del taller, del fogón o de la cocina durante todo el año -¡con la gran cantidad de tiempo y trabajos que requiere!- se hace en algunos días especiales de forma pública; para que todos,  tanto naturales como “forasteros”, conozcan.
Hay que agradecer a estas personas que año tras año, sin ser serviles exclusivos de la tendencia colorista que predomine en estos momentos, se prestan voluntarios a enseñar la forma de hacer chorizos, morcillas, turrón, bordados, artesanía, floretas,…,exponiendo también sus utensilios, maquinarias, ropas de antigua usanza,..
Y ¡cómo no! bailando con el mejor arte del mundo esos “sueltos” y “picaos”  tan nuestros que anima la flauta y el tamboril y tanto hacen latir nuestro impulso emocional.
Si hay un recuerdo especial para Chagüe y el Guinda, también hay un gran reconocimiento para Poldo, maestro de maestros de toda la Sierra de Francia.
Ya llegarán mejores tiempos y se inventará otra forma de hacer ruido- sin que cause peligro para nadie-, porque se añora la falta de los “cubetes”,  “ese correr de la pólvora de los moros” como se dice de forma desenfadada. Y que tanto tiempo nos ha venido identificando.

Pues nuestras fiestas, por ese anhelo de ser un auténtico calco de la tradición tienen que ser “sonás”… Con gracia, arte, brillo,…para que se entere de ello toda la comarca - que en parte lo siguen haciendo muy bien las campanas- y el animoso “personal”. No se olvide eso de “¡Vengan rayos y centellas! / Cohetes y bombas mejor. /Que se enteren las estrellas / De nuestra Sierra de Francia. /Que hay muchísimo valor./ ¡ Olvidasteis  las “Matancias”!- Del Cancionero Trovas y aires de Peromingo-






























































































































No hay comentarios: