jueves, 10 de marzo de 2016

QUÉDATE CON LA COPLA--LA POZA































¡QUÉDATE CON  LA COPLA! 
           -LA POZA-
“Moza que va la poza, / si no ríe, no goza”
Hoy la moza sigue siendo moza, pero no de poza; de lavadora y de agua corriente  en su casa.
¿Entonces…? ¿Para qué el rodete,  la pequeña banasta, la saya, el mandil,…? Hasta el piropo de la gracia y del salero se ha quedado sin sitio.
 “¡Cuándo la Tere va al río / Eso sí que es tener brío!”
 A veces eran los sabañones los que hacían una mala jugada.
Y  los riachuelos, cuando se canalizaron las aguas que recogía el Depósito de las Eras
empezaron   a languidecer.
Algunas pozas se secaron y otras se quedaron sin el reflejo de las lindas caras serranas.
El agua, río abajo y sin canalizar, locamente se sigue marchando al Puente del Río Alagón… Mientras lejos están ya los tiempos que  con un palo había que ayudar a la antigua   lavadora que temblorosamente gemía si  se atascaba. Hasta que su contenido se llevaba al cordel del cortinal.
Hoy, hemos salido con Rosa de paseo y hemos podido gozar de  esta magnífica fotografía, en la que la protagonista se asoma a un primer plano dejando a la poza en su verdadero  y natural sitio:
“¡Qué riachuelo! ¡Me encanta! / Y lo mejor… esa poza.
Dice mi madre: Qué… ¡Cuánta, / cuánta mujer, cuánta moza!
Venían a lavar antaño.//
¿Y qué traían? ¿La loza? / ¡Anda tú! La ropa. El paño,…
Refregaban en la piedra / aclaraban, escurrían,…
La secaban en las hierbas/O en las peñas que veían.
Ya veo cómo me observas / ¡Qué ambiente! La de las pozas.
¡Y… tú! Oyendo. ¡¡Cómo gozas!!
De regreso, hemos roto la sosera que hoy nos invade. ¿Pero no os dais cuenta lo poco que cantan los jóvenes y los niños? Y un grupito de ellos que pasaron a nuestro lado han sonreído cuando nos han oído tararear: “Ya no va la niña / Ya no va a la fuente / Ya no va la niña / ya no se divierte// Ya no va la niña / Ya no va al arroyo/ Ya no va a la niña / ya no tiene novio/(…)
“¿Con qué te lavas la cara / que siempre tan linda estás?.. / Me lavo con agua clara/ Y Dios pone lo demás!”
¿Volverán nuestras  mozas albercanas / en las pozas o en  el río a lavar?
Por deporte, las costumbres son sanas.  / Por obligación, lo  mejor  no hablar.




































No hay comentarios: